EDITORIAL: LA FIGURA DEL PASTOR SEPULVEDA COMO AUTORIDAD TOLERADA POR EL CUERPO DE PRESBÍTEROS DE CARA A LAS PRÓXIMAS CONFERENCIAS DE LA IEP


La situación en que se encuentra el Pr. Sepúlveda como representante del Superintendente de cara a las próximas Conferencias IEP es bastante compleja, por las razones que se explicaran, pero no obstante lo anterior, ocupa una posición desde la cual se puede hacer bastante para generar consensos en pro de una reforma que haga el bien a nuestra alicaída iglesia.

1. Un representante ilegal.

Como se ha expresado, la figura del ayudante del Superintendente no existe ni en los estatutos ni en los reglamentos de la IEP. En ambos las atribuciones de máxima autoridad espiritual y adminsitrativa del Superintendente son indelegables por regla general, salvo excepcionalmente, sus acotadas atribuciones como miembro del directorio de la iglesia.

2. Un rostro nuevo en el poder
El poder por décadas fue ejercido en la IEP por el Superintendente Valencia junto a una camarilla de cercanos (la antigu cúpula). Estos actuaron en más de una ocasión contrariando estatutos y leyes, pasando por encima del Cuerpo de Presbíteros. En el contexto del fraude de las liecneicas falsas, y cuando el Superintendente decidió remover de la presidencia de la comisión de disciplina al Pastor, que anteriormente la presidía, por investigar junto a los pastores que denunciaron el mal proceder de este escandaloso caso, el cual escalaba responsabilidades hasta la misma figura del Pastor Valencia, surgió un nuevo rostro en los circulos de poder, el Pastor actual Pastor de Parral era nombrado  como el nuevo presidente de la comisión de disciplina. En el ejercicio de este cargo, y en dicha época, actúo políticamente conforme a lo requerido por el Superintendente, lo que le granjéo su confianza.

Desde dicho puesto, el Pr. Sepúlveda adquirió cercanía con el poder y la dirección de la Iglesia. Cuando llegó el tiempo en que el Superintendente Valencia quedó en razón de salud imposibilitado de ejercer como tal, el Pr. Valencia asesorado por cercanos enemistados con la vieja cúpula decidió que necesita de alguien que ejerciera el poder de la IEP, y se decidió que esta persona no debía pertenecer a la antigua cúpula, sino ser un pastor en ascenso que le debiese algo (el cargo, el ascenso) a Valencia, pues la idea de sus cercanos fue siempre manipularlo y ejercer el poder por medio de éste.

3. El pacto de sucesión con clausula de encubrimiento y mantención de privilegios económicos
La principal forma de manipularlo era prometerle la sucesión, pero esto, a cambio de un precio. El Pastor Sepulveda debía perseguir a todos la antigua cúpula, ahora enemistadas con los cercanos a Valencia, pero a la vez debía garantizar la impunidad absoluta de Valencia y el mantenimiento de las regalías económicas de su investidura para su familia.
Para este fin cercanos al Pr. Valencia aconsejan darle mandato al Pr. Sepúlveda. (Ver http://iepcorrupta.blogspot.de/2014/02/extra-el-autogolpe-de-estado-del-sr.html )

4. Un ayudante ni aceptado ni ratificado, solo "tolerado"
Este mandato es dado en una notaría de Santiago, y luego es presentado ante una reunión del Cuerpo de Presbíteros bastante polémica. 
Cuando se dio a conocer el mandato del Pr. Valencia al Pr. Sepúlveda, el Cuerpo de presbíteros sólo se limitó a "tomar conocimiento" de esto, pero en ningún momento hizo una votación respecto si aprobaba o rechazaba dicho mandato, ni tampoco se pronunció sobre si aceptaba o no la creación de dicha figura, ni mucho menos, si lo consideraba o no sucesor.

Hasta el día de hoy, el ejercicio de facto (no de iure) del cargo de Ayudante del Superintendente es una realidad política tolerada por el Cuerpo de Presbíteros, pero jamás una realidad consagrada jurídicamente por medio de actas que exprese la voluntad del Prebisterio de tener al Pr. Sepulveda por sucesor o por autoridad legítima.

5. La conducta del ayudante tolerado

En un primero momento el actuar del Pr. Sepúlveda fue errático. Trató de imponer su voluntad unilateral en las Conferencias pasadas asesorado según varios testigos por un pastor probando cercano a Valencia, luego trato de pasar como real una pesudo-auditoría manipulada y parcial para complacer a este mismo asesor que mantiene diferencias con miembros de su ex-iglesia local, y en general tuvo un actuar que manifestaba que su posición era la de tomar el poder y asegurar la impunidad y el funcionamiento del sistema corrupto en beneficio del Superintendente y sus cercanos.
 

Este actuar errático le valió una de sus derrotas políticas más grandes, pues tuvo que volver a citar al Cuerpo de Presbíteros en dos oportunidades para solucionar un asunto generado por los acuerdos ilegales que trato de imponer. Esta fue una interesante muestra de poder del Presbiterio, que normalmente opta por el quietismo, pero que cuando actúa de verdad, hace sentir su autoridad.
En los pasados Estudios Bíblico, su actuar fue inteligente, se sometió al presbiterio y no intento nada fuera de la legalidad. Además al parecer enfrió sus relaciones con ex asesores y con el círculo de cercanos a Valencia, lo cual es un avance hacia consolidar su poder de forma legal.


Conclusión: La posición del Ayudante del Superintendente de cara a las próximas Conferencia
 

En nuestra opinión, el Pr. Sepúlveda no es ni sucesor, ni tampoco es legal su nombramiento como representante del Superintendente, pero si el Cuerpo de Presbíteros (máxima autoridad de la IEP) ha deseado tolerarlo como tal, esa es una realidad política en que no puede ser soslayada. En este sentido, su poder es ejercido porque el Cuerpo de Presbíteros lo tolera como tal, y no porque un enfermo Valencia lo nombró, aunque se debe tener presente, que de todas formas, su mandato por cuestiones legales, terminará con la muerte del Superintendente Valencia.
 

¿Qué se pude por ende esperar del Pr. Sepúlveda y su situación actual como autoridad tolerada de la IEP?:

1° Que tome conciencia de la necesidad de hacer cambios institucionales y prepare junto al Cuerpo de Presbíteros los consensos necesarios para allanar el camino para iniciar la tan ansiada y necesaria reforma.
El Superintendente Valencia, en los hechos, es una figura que ya no existe institucionalmente hablando. Esta realidad política no puede ser pasada por alto, y se debe actuar en consecuencia teniendo a la vista el bien superior de la iglesia y no intereses mezquinos y particulares ni de familiares ni de operadores políticos

cercanos al moribundo Valencia.

2° En este mismo sentido, podría también esperarse, que en estas Conferencias se desembarace, esta vez por completo, de toda influencia del círculo de cercanos de Lazcano, y que llame a todas los grupos, antigua y nueva cúpula, y opositores al sistema corrupto, a sentarse a conversar cómo preparar una elección democrática y con quórums de consenso y en general como mejorar institucionalmente a la IEP. Con esto se sentarían las bases para un reforma que comience a socavar los cimientos del sistema corrupto valenciano. El Pastor Sepulveda toma con esto un rol preponderante en los destinos de un cambio real y para bien de la IEP, y podría comenzar a construir más que "poder" adminsitrativo-político, "autoridad" moral-pastoral de cara a una IEP que vuelva realmente a las genuinas "sendas antiguas" de la transparencia, la honestidad y el respeto por la hermandad.

Todo el que trabaje por la reforma de la IEP en el sentido de desconcentrar el poder e introducir buenas prácticas de control y transparencia contará con nuestro irrestricto apoyo.

Saludos
Editores

EDITORIAL NUEVO AÑO 2015: La IEP de cara a las Conferencias de febrero de 2015



El año 2014 que se nos fue, fue bastante agitado en lo que se refiere a la configuración de poder al interior de las cúpulas dirigentes de la IEP.


Si hacemos un recuento, los hechos institucionales más relevantes fueron:


1° El Cuerpo de Presbíteros toleró durante todo el año el ejercicio de una representación del Superintendente que no se ajusta a estatutos. Hasta el día de hoy no ha ni confirmado ni rechazado, sólo “tolerado” al Pastor Sepúlveda como representante del moribundo Superintendente Valencia

2° Pero cuando ese mismo representante quiso en las Conferencia de febrero imponer su voluntad al Presbiterio por medio de fraude, esto es, presentar como acuerdos algo que realmente no había sido acordado, el Cuerpo de Presbíteros reaccionó y tuvimos luego dos reuniones extraordinarias en la cuales se tuvo que volver a ratificar los acuerdos

3° Durante el año asistimos también a la lucha por el ejercicio del poder en la imprenta (una de las principales cajas financieras de la Superintendencia), a través de cual conocimos de distintas irregularidades en las cuales existían “préstamos” a pastores, manipulación de cámaras de seguridad, contratación de familiares del Superintendente por servicios que no se prestaban o con remuneraciones altamente infladas, entre otros líos de carácter personal entre la gente que alllí trabajaba. 

4° También se desenmascaró la cantidad de millones de pesos que recibe la Fundación Educacional WC Hoover, y como la misma no gasta todos los dineros recibidos como subvención, no obstante lo cual sigue pidiendo ofrendas a la hermandad para financiar sus labores.

5° También se analizó como en una simple ofrenda institucional, la IEP de una sola “pasada” puede recaudar casi cien millones de pesos, lo cual demuestra la cantidad de millones de pesos que puede llegar a manejar la iglesia, y todo esto sin ninguna norma de transparencia y de control.

6° Finalmente, la deteriorada salud del Superintendente Valencia lo tiene en una situación cada día más delicada, con lo cual se hace evidente que la vacancia de su cargo llegará más temprano que tarde.



En cuanto al trabajo de este medio escrito, como tribuna de pensamiento y discusión al interior de IEP, hemos avanzado aún más en la consolidación de nuestro Grupo Editorial y de la red de colaboradores. En el primer sentido hemos propuestos durante el presente año un conjunto de estudios y propuestas para enfrentar la realidad institucional, que nacen de un estudio serio y detenido de nuestras dinámicas institucionales.


Entre las propuestas destacan:

1° “7 Ejes para la Reforma de la IEP”

2° “Código de buenas prácticas institucionales IEP”

3° Reglas sobre traslados, entrega de campos y creación de nuevos pastorados

4° Y los distintos estudios sobre “Resistencia pasiva” contra el sistema corrupto imperante en la IEP


Además este año que recién pasa marcó un importante paso para nuestro medio, pues se materializó nuestra ampliación a la plataforma Google+, nuestro primer salto a una red social más allá del Blog de Blogger. Con este paso ampliamos la plataforma de entrega de información, y nos alegra manifestar que en solo poco más de dos meses de inaugurado nuestro perfil Google+ esta ha tenido casi trescientos cuarenta mil visitas, lo cual lo ha tornado un medio poderoso de expansión de ideas.



Finalmente sobre nuestro rol al interior de la IEP, mucho se ha dicho en contra de nosotros que buscamos dividir a la IEP o desprestigiarla.


Sobre la primera acusación decimos categóricamente que no queremos la división la IEP, sólo queremos llamar la atención sobre la necesidad de que la IEP haga una reforma que introduzca buenas prácticas institucionales de transparencia control y desconcentración de poder, para que de una vez por todas no nos tengamos que preocupar más sobre corrupción, abusos, nepotismo, apropiaciones indebidas y otras cuestiones que solamente enturbiaban el mensaje evangélico.


Sobre el prestigio o desprestigio también seamos claros, la IEP debe ser prestigiada por lo que es y no por la imagen falsa e hipócrita que pueda proyectar. Los que desprestigian a la IEP son los que teniendo poder para hacer algo en contra de la corrupción no hacen nada en contra de ella, el Superintendente, los pastores presbíteros, diáconos, probando, los oficiales, y todos nosotros como hermandad en general cuando preferimos callar y no actuar frente a los abusos, somos los culpables por este desprestigio. Y si de desprestigiar se trata, aceptamos de todo gusto que nosotros queremos y deseamos desprestigiar toda mala práctica realizada al interior de nuestra iglesia, queremos dejar por el suelo toda conducta ilícita orientada a que la IEP sea en verdad una IEPcorrupta.


Así pues: ¿Desprestigiamos a la IEP y sus malas prácticas? Damos gracias a Dios por ello, porque esto contribuye a purificar una institución que años atrás fue muy bella en el Señor, y con esto no queremos perturbar la fe de nadie sino facilitar la reforma de la iglesia por el bien de la Iglesia universal que habita dentro de la cascara institucional de la IEP


Mucho se dice que se debe mirar las antiguas sendas. Si entendemos esto como volver a los mejor de nuestra tradición pentecostal, creemos que tenemos un digno ejemplo en todos esos pastores y hermanos pobres y sufridos que hasta hoy se les quiere y estima, precisamente porque eran perseguidos e incluso encarcelados por su fe, porque tenían intuiciones de líder sobre como guiar y cuidar a “toda” la grey de Dios, velando siempre por su “bienestar” espiritual y aún material, con ejemplos de preocupación y solidaridad en la pobreza que son dignos de imitar, y siempre atentos a los nuevos caminos que habría de emprender la iglesia local, caminado “todos” de la mano como familia en Cristo. Estos pastores no eran personas que pretendían ser sujetos sacros, sino que los oficiales le podían pedir cuentas cuando daba un paso que afectaba a toda la congregación, e incluso se les podía reprender públicamente como hizo Pablo en una ocasión con Pedro cuando no obraban conforme al espíritu cristiano.


Los actuales entornos de templos y casas pastorales como residencias regias, las genuflexiones en los eventos Conferencias y Estudios Bíblicos, los apelativos de “mi amado y respetado…”, cuando se los exagera y se los absolutiza contribuyen a crear una aureola idolátrica en torno a la figura eclesiástica del Superintendente o del Pastoren su caso.


Jesús y los apóstoles no se sirvieron de esas auras sagradas para el evangelio y el Reino. Es más, con el cristianismo se ha abolido toda la distinción judaíca-sacerdotal, instaurando el sacerdocio universal de todos los cristianos, y ojo, que si hay alguno que quiera insistir en entender a los pastores como “tribu de los levitas”, esto ya no es valido porque el propio Señor del “sábado” estableció el fin del sacerdocio aarónico.



En síntesis, antes de terminar esta editorial, en la cual aprovechamos de agradecer a todos nuestros lectores por su fidelidad, esperamos que de cara a estas conferencias se genere un gran consenso en torno a la necesidad de que la IEP no siga por el rumbo institucional a la que fue llevada desde el año 2000 por su actual Superintendente.


Expectantes esperamos y deseamos que este 2015 comience el desmantelamiento del sistema corrupto valenciano, los actores relevantes tienen aún algunas semanas para llegar con un consenso a las Conferencias que se avecinan, la semilla ha sido plantada, confiemos ahora con fe en su crecimiento.



EDITORES

TRANSPARENCIA Y CONTROL PARA LAS “PEQUEÑAS OFRENDAS DE AMOR”, Y PARA TODAS LAS OFRENDAS Y DIEZMOS DE LA IEP



Cuántas veces se ha escuchado el siguiente discurso:


“Por orden de nuestro amado y respetado Superintendente y con el acuerdo del honorable Cuerpo de Presbíteros, se pide a todas las iglesias de Chile y el extranjero que cooperen con una ofrenda para… (Y luego se presenta una finalidad concreta, que puede ser, comprar un terreno, inyectarle dinero a alguna corporación o fundación, etc.) -y se cierra la frase con un- Dios bendice al dador alegre”.  



Pues bien, sobre está practica es que queremos hoy conversar, a propósito de una "pequeña" ofrenda de amor recolectada entre los pastores jefes de zona y presbíteros en los ultimos Estudios Bíblicos, la cual reunió de una sola pasada del ofrendero, la suma de 93 millones de pesos para comprar una propiedad en Suecia (ver anexo).



Para partir, es una realidad innegable que la IEP es sustentada económicamente por sus “hermanos”. Expliquemos esto con varios ejemplos ilustrativos:



1. Construcción y mantenimiento de los Templos: La hermandad aporta en dinero y en horas trabajo (susceptibles de ser avaluadas pecuniariamente) para construir los Templos. Es decir, los Templos y locales no son construidos por la institución IEP, ni mucho menos por sus pastores, sino por el trabajo y aporte de sus hermanos. De plano debe ser negado por abusivo y mentirosa todas esas frases en que pastores se adjudican las construcciones a su personas, frases del tipo “yo construí tal templo, o tal casa pastoral, o tal comedor”, son falsas, pues la hermandad lo hizo y/o lo financió.  



2. Mantenimiento y manutención de pastores y sus familias: Por más que algunos pretendan decir que los pastores no son trabajadores que perciben entradas por una labor que desarrollan, la verdad de la evidencia empírica es que los pastores viven del aporte que los hermanos le hacen. Luego, los pastores perciben entradas para su subsistencia (y a veces para más que esto) de los aportes que generosamente los hermanos le aportan por medio de diezmos y ofrendas. Conclusión, todo el sistema de funcionarios eclesiásticos que mantiene la IEP es también sustentado por la hermandad por lo cual no corresponde que los pastores digan, “con mi dinero se hizo tal o cual cosa”.



3. Actividad misionera: La época de los pastores “comando”, es decir, aquellos misioneros que eran dejados en la plaza de una ciudad junto a su familia y sin ningún otro apoyo más que su fe, hoy es parte de la historia. La expansión de la IEP a otras latitudes es financiada por medio de un fondo misionero y de ofrendas, que nuevamente, es el dinero que la hermandad de distintas iglesias locales entrega para comprar terrenos en el extranjero y para apoyar la obra. Nuevamente, todo este sustento a la obra misionera en el extranjero, no viene de la IEP ni de sus pastores, sino que es una ofrenda de la hermandad de cada una de las iglesias locales.




En vista de todo lo anterior, en nuestra publicación “Bases para un Código de buenas prácticas institucionales para la iglesia evangélica pentecostal", que puede consultar en http://iepcorrupta.blogspot.de/2014/04/bases-para-un-codigo-de-buenas.html proponíamos dos principios que deberían primar en estos casos, los cuales son el “Principio de control y transparencia”, conforme al cual todos los estados financieros de la IEP a nivel institucional deberían ser auditados anualmente por una empresa auditora seria y luego la trasparencia se debería expresar en que toda auditoría de estados financieros sea pública y publicada, esto en el Fuego y en una página web a la cual se pueda acceder siempre libremente.


Asimismo se propuso también el “Principio de documentación”, en virtud del cual los acuerdos y decisiones que incidan en el presupuesto institucional o a nivel de iglesia zonal o local, deben ser documentados, esto es, ninguna orden de este tipo debe ser verbal.



Por su parte en nuestra publicación “Propuesta programática: 7 ejes para la reforma de la IEP”, que puede consultar en http://iepcorrupta.blogspot.de/2014/10/propuesta-programatica-7-ejes-para-la.html propusimos como segundo eje el “Fortalecer la confianza por medio del control de estados financieros”. Esto en consideración que los dineros entregados a la IEP, son entregados a una institución de Derecho público para cumplir con una función pública, los estándares de control que eviten la corrupción mediante la malversación o desvíos a otros fines deben ser altos. Por lo mismo se propone que los estatutos establezcan el deber de llevar estados financieros de todo ingreso, gasto y saldos de cada uno de los fondos de la IEP (diezmo de los diezmos, imprenta, fundación educacional, fundación misionera, ofrendas varias etc.). Todos estos estados financieros deben ser auditados anualmente por una empresa auditora sería y con experiencia en el rubro, externa a la IEP. Luego también propusimos un tercer eje: “Transparencia y publicidad que acaben con el secretismo”, que involucra, que junto al deber de confeccionar estados financieros y de auditarlos, conforme al eje anterior, se debe hacer pública la toda la información de estos estados financieros y de sus respectivas auditorías, para terminar con el secretismo en la IEP. Este eje aspira a implementar plenamente el principio bíblico de “ser como un libro abierto”.



Por qué decimos todo esto, porque nótese que en la ofrenda que publicamos más abajo, se reunió fácilmente la suma de $93.946.220, lo cual es una prueba de la fuerte capacidad económica que tiene la IEP.


Es interesante que quedó un registro (entre pastores) de todo lo reunido (ver anexo), pero ahora sería esperable que se diera cuenta de la real inversión en Suecia, y del valor de la propiedad que allá se comprará. Pues muchas veces se piden ofrendas para un fin, y luego ese fin no se cumple, o no se destinan todos los dineros para el fin que sirvió de causa a la recaudación.


También salta la legítima pregunta, sobre si no debería ser la Superintendencia quien con cargo al diezmo de los diezmos financie estas compras de propiedades, pues evidentemente este no es un fondo personal del Superintendente sino que tiene por finalidad apoyar la labor evangelizadora.


Como la confianza es el bien más escaso en la IEP en razón de décadas de abuso y aprovechamiento, es entendible que exista poca credibilidad en la superintendencia y en todas las instituciones de la IEP, mientras menos se sabe, más se sospecha, más aún cuando la corrupción entre poder eclesiástico y dineros de la iglesia, y el amparo transversal entre todos, está a la orden del día.


Sería deseable y una muy potente señal en pro de la reforma, que el Fuego, órgano oficial de la Iglesia, publicará no sólo estas recaudaciones, sino también diera cuenta documental del hecho de haberse comprado la propiedad para la cual se pidieron estos fondos (con fotos de la propiedad), este sería un primer paso hacia la introducción de buenas prácticas que comiencen a cerrarle el paso al sistema corrupto, y luego ampliar estas medidas al diezmo de los diezmos, al financiamiento de todas las corporaciones y fundaciones de la IEP, y luego a la recaudación de cada iglesia local. 

No se debe olvidar que estos son dineros públicos, entregados a una Institución de Derecho Público, la cual inclusive goza de exenciones tributarias para cumplir con sus fines públicos. En consideración de ésto, un alto estándar de transparencia y control es no solo un ideal sino una realidad institucional absolutamente imprescindible de implementar. 


Esperamos que tanto quien ejerce hoy el mandato del Superintendente, como en general el Cuerpo de Presbíteros, como asimismo los pastores y hermandad en general, pueda de una vez entender está realidad y actuar en consecuencia, y empezar desde ya a introducir buenas prácticas institucionales, tan necesarias de cara a la reforma de la iglesia.



EDITORES

ANEXO
Balance de recaudación de ofrenda para compra de propiedad en Suecia
(para ver en grande abrir con boton derecho del mause y hacer clic en opción en otra ventana)



EL DESEO DE ESTE GRUPO EDITORIAL:

QUE LA IGLESIA SEA REFORMADA CONFORME AL MOLDE DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS, Y SIN ESPACIO ALGUNO PARA LA CORRUPCIÓN ESPIRITUAL NI MATERIAL.

IEPCORRUPTA,Dios sabe quien no es corrupto, la hermandad lo sabra cuando se actue con transparencia

IEPCORRUPTA,Dios sabe quien no es corrupto, la hermandad lo sabra cuando se actue con transparencia