EL FIN DE LA ERA VALENCIA ES INMINENTE. TODAS LAS FACCIONES DE LA IEP SON RESPONSABLES DE LA MEJORA DE LA IGLESIA A TRAVÉS DE UNA REFORMA


La salud del Superintendente Valencia empeora con cada día que pasa. Su tozudez y porfía por aferrarse a un poder que ya no ejerce, es un piedra de obstáculo para iniciar la reforma de la iglesia.

Hoy las facciones que son factibles de ejercer influencia en la toma de decisiones institucionales de la IEP siguen en espera de que la Parca pase por la sede de la Superintendencia ubicada en San Miguel, para decidirse a actuar decididamente.

En un artículo anterior describimos el estado de estas facciones al día de hoy, hoy queremos profundizar más en la descripción de todos estos actores:

En un análisis de la dinámica del conflicto institucional, que aqueja a la IEP, se puede reconocer claramente cinco grupos capaces de ejercer como factores influencia:

1° El sistema corrupto
2° El Superintendente
3° La nueva cúpula
4° La antigua cúpula
5° Los Pastores contrarios al sistema vigente
6° El resto de los pastores ni alineados
7° La página IEPcorrupta
8° La hermandad en general

Veamos pormenorizadamente a estos factores de influencia:


1° El sistema corrupto

Omnipresente institucionalmente a nivel nacional, internacional, zonal y de iglesia local, el "Sistema corrupto" hunde sus raíces en la reforma y los nuevos estatutos de Derecho Público del año 2000, y en ciertas malas prácticas adoptadas desde antes por la gente con poder al interior de la IEP. 

Este sistema se basa en la errónea doctrina del obedecer por obedecer (obediencia irreflexiva) alentadas como pilar fundamental de nuestra pretendida "sana doctrina" y la respectiva ignorancia bíblica de la hermandad y de muchos pastores.

El sistema, para ser efectivo, se basaba en un conjunto de normas de costumbre, de dudosa naturaleza bíblica, como son, el secretismo, el obrar sin transparencia, al margen de la legalidad, y ha dado pie al abuso, a la corrupción y a la concentración de poder no sólo a nivel institucional, sino también de iglesia local.

El sistema corrupto vigente, es contrario a toda verdadera medidas de control y transparencia respecto de las personas que ejercen el poder, y manejan los dineros de la IEP, aborrece de las buenas prácticas que cierren el paso a la corrupción y por eso debe ser eliminado por medio de una reforma, si la iglesia quiere avanzar institucionalmente.


2° El Superintendente

El Pr. Valencia y su larga época, puede ser juzgada sin lugar a dudas como la peor superintendencia de la historia de la IEP. 

No sólo por la separación de gran parte de la iglesia de Bolivia (otrora la misión más grande en el extranjero), el escándalo de las licencias de falsas (con sumario del Mineduc que condenó a responsables y reportaje en TV incluido), sino por otros muchos casos que URGE QUE SEAN INVESTIGADOS por las instituciones de la iglesia y la justicia penal -de ser necesario-, como:

-la corrupción desatada a todo nivel y en particular respecto de varios fondos presupuestarios de la iglesia por orden de la propia Superintendencia (por ejemplo, el funcionamiento de la imprenta como verdadera financiera), 

-el nepotismo alentado por él mismo Superintendente (caso nieta contratada con sueldo de la iglesia -por orden suya en la imprenta- para no hacer nada, y contratación de familiares en general en labores institucionales de la iglesia), 

-el amiguismo que beneficiaba a pastores que contaban con el favor del Superintendente (no ejercicio de sus facultades frente a amigos pastores que cometían infracciones ministeriales), 

-conductas fraudulentas y rayanas en la estafa (construcción de templos en lugares en que no había hermandad, contratando los servicios de contratistas ligados a su persona y cercanos)


-apropiaciones indebidas de bienes y activos institucionales (de dineros para la obra, no para el patrimonio particular propio o de la familia),

-evasión de impuestos, por parte de la Superintendencia y la IEP,

Efectivamente hoy se escucha, el discurso, "el fue influenciado por sus antiguos asesores", "no tiene culpa", "está viejito", etc. Esto está lejos de la realidad, porque:

- En una institución con verticalidad del mando como la IEP, el Superintendente es el responsable por todas las decisiones de dirección que se tomen a nivel institucional, y por ende no puede pretender que "subordinados" a él, respondan por actos que el mismo autorizó y ordenó finalmente ejecutar

- Si tiene responsabilidad, y está no termina ni se disminuye con la edad, en todo caso, de no estar en condiciones de ejercer su cargo, la pregunta que cae de cajón es ¿por qué no renuncia? 

Hoy el Superintendente, ha quedado aislado en su cama convaleciente. No ejerce influencia en los procesos de toma de decisiones del poder. Está en una situación muy parecida a la de Papa Juan Pablo II al final de sus días. El Pr. Valencia tuvo el ejemplo de Joshep Ratzinger, quien renuncio por no tener fuerzas suficientes para conducir a su iglesia, pero el Pr. Valencia por el contrario, se aferra indignamente al poder, prefiriendo éste antes que el buen funcionamiento de la iglesia. que dice amar.


3° La Nueva cúpula

La nueva cúpula comenzó su asenso hace algunos ya un año y fracción atrás. Se identifica en como un grupo pastoral formado por presbíteros del la zona sur del país, por ende, es en principio un grupo de pastores de regiones, opuestos en principio a excesiva influencia ejercida las últimas dos décadas por los pastores surgidos en el seno de la Iglesia de Sargenta Aldea. Su evidente líder el el Pr. Presbítero Daniel Sepúlveda (Iglesia de Parral) y su estrecho colaborador, el Pr. Presbítero Ruben Contreras (Iglesia de Chillán) más otros pastores afines a ellos.

Como dijimos en un artículo anterior, este grupo, a pesar de poseer a la persona del delegado (ilegal) del Superintendente en funciones, quien además concentra "11 puestos" del organigrama institucional 

1)Director Ejecutivo, 
2)Revisor de cuentas (del mismo directorio que preside), 
3)Vicepresidente fundación misionera, 
4)Jefe de Zona, 
5)Com. Examinadora nuevos obreros, 
6)Com. de Disciplina, 
7)Com. de Construcción, 
8)3ra Com. Expositor, 
9)Com. de visita a Suecia, a lo cual, hay que sumar que en las Conferencias se avisó que era 
10)Administrador de los colegios, y 
11) y por supuesto delegado ilegal del Superintendente).

No obstante todo esto, es un grupo que claramente posee una evidente debilidad institucional, las razones de esto son las siguiente:

1° porque el Pr. Sepúlveda tiene un poder delegado otorgado por mandato general que no es reconocido por gran parte de la iglesia

2° porque su delegación, recibida de parte del superintendente como una "mandato general" pende de un hilo en el corto plazo en consideración al artículo 2163 del Código Civil números °1 y °5 que establece la regla de cuando termina un mandato provoca que su delegación dure o hasta que se recupere de su enfermedad el Supeintendente o hasta que éste se muera. (Ver artículo citado aquí http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=17298


Art. 2163. El mandato termina:
1º Por el desempeño del negocio para que fue constituido;
2º Por la expiración de la condición prefijados para la terminación del mandato;
5º Por la muerte del mandante o del mandatario;

En conclusión, más allá que consideremos que el Pastor Valencia no puede delegar su función como Superintendente por medio de un mandato general, el acta publicada en el fuego esgrime ese título, como legitimador de la delegación. 

Este mandato general de representación, fue otorgado el 10 de enero de 2014, inscrito en el repertorio 35/2014 (cualquiera puede ver el repertorio de la notaria o pedir una copia, pues es una escritura pública) ante Notario Público de la Cisterna, don Andrés Ossa Cuevas.

Conforme al artículo del Código Civil que mostramos anteriormente, este mandato expirará (dejará de existir y por ende de surtir sus efectos):

1° Cuando se cumpla el negocio para el que fue constituido: Eso quiere decir, que si el negocio (encargo) era representar al Superintendente mientras estuviese enfermo, si el Pastor Valencia se recupera de su enfermedad, y por ende, recupera el pleno ejercicio del cargo, entonces se cumplió con el encargo, a saber; “representarlo mientras la enfermedad no le permitiese ejercer como Superintendente”, y se acaba el presente mandato.

2° Por la expiración de la condición prefijadas para la terminación del mandato: Esto complementa lo anterior. La condición, un hecho futuro incierto, es representarlo en razón de enfermedad. Si la condición se termina, esto es, en el futuro no sigue enfermo, luego está sano y puede ejercer el cargo, el mandato también termino conforme a la norma antes señalada.

3° Y finalmente tenemos el número 5°, el mandato expira por la muerte del mandatario o del mandante: El contenido de este número lo sabe cualquier estudiante de tercer año de una carrera de Derecho. El mandato se acaba por la muerte de quien lo otorgó (Pr. Valencia) o de quien lo ejerce (Pr.  Sepúlveda). El Mandato jamás extiende su vigencia más allá de la muerte de una de sus partes. Por ende, si el Pastor Valencia, muriese, en ese mismo instante se termina el mandato del Pr. Sepúlveda, así por ejemplo, el Pr. Sepúlveda no podría alegar seguir ejerciendo las funciones delegadas de Superintendente cuando muera el Pr. Valencia, porque su mandato habrá expirado.

En conclusión, la concentración de poder que hoy reúne en torno a su persona el nuevo líder de la nueva cúpula es completamente efímero, y pende del hilo de la recuperación del Superintendente o de su muerte.

Además, es evidente, que este bando captó que por sí solo no se sustenta, pues todos sus planes han fracasado (avisos fraudulentos en Conferencias, inculpar sólo a la vieja cúpula de todo), por lo cual hoy buscan el apoyo entre los pastores contrarios al sistema, y los pastores no alineados.

En nuestra opinión, la conducta de esta facción se ha movido hasta el día de hoy por la ambición de suceder en el poder al Pr. Valencia y consolidar su posición frente a la antigua cúpula. En un principio, no se tenía la voluntad de una verdadera reforma, sino solamente de llegar al poder para consolidarse sin cambiar un ápice el sistema corrupto. Al parecer, hoy se abre hacia la reforma, ¿por conveniencia o por convicción?, lo dudamos, pero lo importante es que se abre hacia la reforma. 


4° La Antigua cúpula


Lo que la gente conoce como el eje Sargento Aldea-La Cisterna y todos aquellos que son entendidos como la vieja guardia del Pr. Valencia, y que ahora son perseguidos por la nueva cúpula.


Esta facción tiene una posición también dividida. En tanto que el Pr. de La Cisterna, es tenido en estima por muchos colegas, el Pr. de Sargento Aldea acumula muchos detractores en todos los bandos, no obstante lo cual aún posee fuerza al interior de la IEP. 

La posición de esta facción cada día se debilita más, pues perdieron el control de imprenta y fundaciones, además se le entiende como un grupo que va "de salida" en el poder, pero que por el contrario controla a las iglesias más poderosas y tradicionales del país y todavía son capaces de un fuerte lobby entre el pastorado. 


La evidente forma de destruir a este grupo ha sido aislarlos de la toma de decisiones (sacarlos del Directorio y cargos de decisión), y tratar de provocar el ambiente para su traslado con lo cual serían completamente derrotados. 


En nuestra perspectiva, y no obstante que en el pasado fuimos contrarios a su proceder (hoy se entiende que este es el estilo que el Sistema-Valencia impuso como forma de hacer las cosas), este grupo no debe ser desechado del todo para llevar adelante la reforma, pues son testigos privilegiados de todas las malas prácticas que engendró el sistema corrupto amparado por el Pr. Valencia, y desde su experiencia pueden identificar y ayudar a no incurrir de nuevo en los malos procederes realizados por el sistema vigente. 


Ésta es también una posibilidad para ellos de hacer el bien a la iglesia. Si han cometido algún acto contrario a legalidad, tienen la posibilidad de enmendarlo, o hacer sus descargos. Todo con sabiduría, todo con proporcionalidad.


5° Los Pastores de la oposición al sistema


Estos se han opuesto al sistema del Pr. Valencia y sus estatutos desde el cambio de estatutos de 2000. En este Grupo se incluyen a todos los que desde el caso de las licencias falsas se han opuesto abiertamente al proceder del Pr. Valencia. 


Su líder natural es el anciano Pr. de Puente Alto, pero también cuenta los que sufrieron persecución por esta causa, como el Pr. de Osorno, el Pr. de Viña del Mar, el Pr. de Laja, y pastores que hoy descansan en los brazos del Señor, como los pastores de Talca y Chillán, entre otros Presbíteros y diáconos.


El Pr. de Puente Alto abiertamente ha encarado al Superintendente por su mal proceder, y jamás ha caído en la pusilánime actitud de salamera y falsa sumisión con el cual muchos pastores actúan frente a los poderosos de la IEP, en esto fue siempre apoyado por los antiguos ancianos Prs. de Chillán y Talca . El Pr. de Osorno ha denunciado siempre el incumplimiento de los estatutos por parte del Superintendente y ambas cúpulas, el Pr. de Viña del Mar siendo jefe de la Comisión de disciplina pretendió ejercer las funciones disciplinares frente al fraude de licencias de enseñanza media, y el Pr. Valencia se opuso a esto, llegando a sacarlo del puesto, para encargar una investigación "arreglada" a un que dijese lo que el quería escuchar. Finalmente, el Pr. de Laja, en una de las últimas reuniones de presbíteros de 2013, interpeló frente al Cuerpo de Presbíteros como autoridad máxima de la iglesia al Pr. Superintendente, haciéndole presente todo su mal proceder (casos institucionales y personales), lo cual fue considerad como una falta de respeto por el Pr. Valencia, quien en todo momento ha pasado por alto, que en una reunión oficial de las autoridades máximas de la IEP, se deben tocar TODOS los temas importantes para la institución, y claramente el actuar y conducta de su Superintendente es un tema que debe ser tratad en estas reuniones.   


Este grupo durante bastante tiempo, y mientras el Superintendente aún ejercía el poder (hoy ya no lo ejerce), fue un grupo marginal, que fue alejado de la toma de decisiones por el Superintendente y la cúpula antigua, y todo esto, por denunciar el abuso. 


La página siempre apoyó su proceder contra las licencias falsas, y nosotros somos de la opinión, que este grupo ha sido -desde hace varios años- el ariete para golpear al sistema corrupto vigente, y una reserva moral-pastoral de la IEP frente a la corrupción desatada digna de encomio en varios de sus integrantes. 


Cada paso que ha dado este grupo, nos ha dado pie para sugerir como salida a la crisis una reforma institucional que establezca: una vuelta al espíritu de los viejos estatutos 2424, desconcentrar el poder, democratizar la elección del Superintendente, hacer volver a participar a la hermanad a través de la figura de los delegados, establecer medidas en pro de la transparencia institucional (auditorías públicas de estados financieros).


Hoy al parecer, la nueva cúpula, consciente de su debilidad institucional, busca apoyo en este grupo, para legitimarse en el poder, y para reunir fuerzas para demoler a la antigua cúpula. Más allá de las ambiciones de las cúpulas antigua y nueva, lo importante es que este grupo de pastores contrarios al sistema, sigan adelante con su perspectiva de cambiar el sistema, y abrirlo a una reforma que haga volver a la IEP a sus mejores prácticas de antaño, y que introduzca reglas claras para mantener la probidad en el manejo del patrimonio institucional; auditorías de todos los estados financieros, que además sean públicas, desconcentración del poder por parte del Superintendente, recuperar el carácter de miembros de la hermandad, dándoles espacios de participación real a nivel institucional y local.  



6° El resto de pastores presbíteros y diáconos sin mayor cuota de poder en la IEP

Este grupo, que no es reducido, también puede hacer mucho. Lo integran todos los probandos, diáconos, y presbíteros sin real participación en la toma de decisiones de la Iglesia.


Estos pastores pueden resistirse al ejercicio ilegal de la autoridad (sirva como ejemplo la tentativa de Concepción Norte), o derechamente comenzando a exigir que se le de cuentas de los dineros que entregan a imprentas, fondos, diezmo de los diezmos, etc, y negándose a enviar próximos envíos de dinero a la superintendencia mientras esto no ocurra. 

Los pastores no alineados son esenciales para inclinar la balanza hacia la reforma, y por lo mismo deben ser concientizados, respecto que ésta es inminente y necesaria.


7° IEPcorrupta


Nuestra página, que ya cumple casi nueve años, es hoy -para pesar de muchos- un actor relevante de suma importancia en el devenir de la IEP.


IEPcorrupta, su grupo Editorial, y toda la red pastores presbíteros y diáconos, y hermanos colaboradores, ha generado un canal expedito, por el cual fluye como nunca antes se vio la información sobre el estado institucional de la IEP, sobre el movimiento y decisiones de quienes la mandan, y de denuncia de abusos y faltas a la ley y los estatutos que pueden afectar tanto a la hermandad como a pastores que no cuentan con el beneplácito de los que ejercen el poder. 

Por lo mismo, no es casualidad, que esta página web haya sido nombrada en el cierre de las Conferencias como un elemento culpable de la crisis (se reconoce que hay crisis), y que en más de una iglesia se haya ordenado no leerla (lo que genera más deseos de leerla). 

Conforme a las estadásticas que nos entrega Blogger.com,  nuestros lectores han crecido exponencialmente con el pasar de los años, lo cual no nos envanece, sino por el contrario nos hace más responsables en nuestra labor de crear conciencia a favor de una reforma institucional que termine con las malas prácticas. 

Se sabe que en el mundo moderno el cuarto poder es el de los medios de comunicación, la Revista Fuego desde hace décadas no cumple con el rol de informar. Si se suma a esto que la gente cada día utiliza más el internet, desde computadores o celulares para informarse, se tiene la mezcla perfecta para explicar la importancia de nuestro rol como mecanismo que con el poder de la información aboga por una reforma de la iglesia. 

Por supuesto, no pasamos por alto que el crecimiento del rol de nuestra página no sería nada sin el aporte de todos los que trabajan con nosotros, pues no sólo nuestro número de lectores ha crecido, sino también nuestro grupo editorial y el número de colaboradores, en los cuales se cuentan ya no sólo numerosos hermanos de distintas partes del país, sino también varios pastores presbíteros y diáconos de la iglesia que nos nutren de material para denunciar las conductas contrarias a la ley y los estatutos por parte de los que dirigen la iglesia. 

Nuestro compromiso, es trabajar siempre en red y de buena fe con la información, y respetando los más absolutos estándares de discreción con nuestras fuentes, todo por el bien de la iglesia que amamos en común. Por esto mismo, se puede decir que nuestra página on-line es más que un esfuerzo de unos pocos editores, sino que por el contrario es un esfuerzo mancomunado de muchos hermanos y pastores, es más que un simple blog, es una iniciativa que nos pertenece a todos como hermanos que queremos que la IEP vuelva a ser una institución respetada por sus buenas prácticas. 


8° La hermandad


Y finalmente, aunque no son miembros, también es un actor relevante la hermandad. La hermandad que por años ha sido invisible, pero que sustenta material y espiritualmente a toda la iglesia, es sin duda el actor más importante de todos. 

En la hermandad, siempre ha estado y estará el futuro de la IEP. Desde ella pueden venir muchos cambios, si toma conciencia de cuerpo (en Concepción Norte, en Chillán, y en otras iglesias se ha visto esto) y sabe actuar legítimamente para hacerse valer. 

Una hermandad más educada, más lectora de la Biblia, con una actitud menos idólatra por sus pastores, y mas comprometida con el evangelio antes que con tradiciones humanas sin sustento bíblico, y movida por amor al prójimo y a sus hermanos de congregación, antes que por ambición de puestos y cargos en la iglesia local, puede marcar una gran diferencia. 

El camino de influencia de la hermandad es el empoderamiento a través de la resistencia pasiva. Lo recalcamos, la hermandad es el pilar que sustenta espiritualmente y materialmente a las iglesias. 

Sin hermandad no hay prédica a la calle, servicios, coros, grupos, ni tampoco hay pastores, ni templos, ni casas pastorales, y en definitiva, sin hermandad no hay IEP.

Debemos todos, juntos, desde el hermano más humilde, abogar por la reforma, y la eliminación del sistema corrupto.

EDITORES


REFLEXIONES SOBRE LA ENTREGA DE CAMPOS, DIVISIÓN DE IGLESIAS LOCALES; CREACIÓN DE PASTORADOS (*)



El reciente caso de la división en tres iglesias locales de la congregación de Concepción norte, como efecto directo de una profunda crisis de relaciones al interior de la referida hermandad, que gatilló que el conflicto escalase a una pugna a nivel institucional, puso sobre la palestra de la discusión la forma de proceder en estos casos.

En efecto, los estatutos establecen normas procedimentales (formales) de cuál es el proceso que se debe seguir al momento de dividir una iglesia local para crear otra. Estas normas establecen que será la Comisión de Límites, junto al Cuerpo de Presbíteros y el Superintendente quienes deberán decidir la forma de dividir los campos e instalar los nuevos pastorados (ver artículos 8, 52, 57, y 59 de los Estatutos)

Pero así como existen normas formales, no existen normas materiales, esto es, normas que establezcan claramente cuales son los criterios y principios que definan la oportunidad de cuándo es "adecuado", y por ende, "se debe" o no dividir a una congregación para formar un nuevo pastorado.

Sin duda esta falta de norma material, debe cambiar en una reforma, y evitar a toda costa que los cambios y divisiones de iglesias locales sean realizadas sólo por "tincadas", de forma arbitraria, y sin expresión de causa y fundamento.

Del estudio que realizamos para las propuestas de la reforma de la iglesia, colocamos sobre la mesa, un proyecto de discusión sobre criterios para un "Reglamento de establecimiento y creación de nuevos pastorados".

En este sentido, de un estudio de casos, hemos concluido que a lo menos se debería tener presente los siguientes puntos al momento de proponer una división:


1° Número de hermanos

2° Sustentabilidad (material-espiritual) del nuevo pastorado

3° Opinión de la hermandad afectada con la división (nunca se les pregunta su opinión)

4° Necesidades "empíricamente comprobadas" de la obra


Esto fijaría razones claras, y criterios preestablecidos, para propender a las divisiones, sin incurrir en la arbitrariedad.

El debate está abierto.

Saludos cordiales.


Editores

(*) Este es un documento de trabajo, hecho sobre la base de un estudio para un "Modelo para la re-estructuración administrativa de la IEP" en cual trabaja nuestro Grupo Editorial, para presentar un proyecto de "Reglamento de creación de pastorados"

LA RESISTENCIA PASIVA COMO MEDIO DE LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN Y LOS ACTOS ILEGÍTIMOS (*)


Mucho se ha discutido, sobre la respuesta a la pregunta ¿Qué podemos hacer como hermandad contra el estado actual de corrupción e ilegitimidad en el ejercicio de la autoridad en que muchas veces se incurre en la IEP como institución?

Se da por descontado, que podemos orar, ayunar, y ejercer la fe para que todo cambie, pero también podemos y debemos actuar, por resistir a la corrupción y a las órdenes ilegítimas que emanan de líderes que no obran dentro de los márgenes bíblicos ni legales.

¿Cómo podemos hacer esto?

En principio conjurando el mal con el bien:

1° Nadie (pastor o hermanos afectados) debe acudir ni a la violencia física ni a la verbal, ni a las amenazas de ningún estilo (ni siquiera esas típicas amenazas espirituales, que surgen desde el púlpito hacia abajo, o desde abajo haca arriba). Se debe actuar con sobriedad, tranquilidad, y sabiduría, aunque se sientan tratados con injusticia. Es decir, no se debe apagar el fuego con bencina, sino que todos deben buscar soluciones a las diferencias que se tengan.

2° La hermandad no debería temer de ser expulsado de sus puestos (por lo demás ni siquiera somos miembros de la IEP). Pero en reciprocidad el pastor debería tener presente la real posibilidad de verse justamente privado de diezmos ofrendas, y de toda colaboración en su beneficio (construcción de su casa pastoral, servicio personales a su persona o familia, etc) de parte de todos los afectados por su obrar.

3° Es deseable siempre que la hermandad afectada (sin importar la parte en conflicto de que se trate) procure juntarse y colocar claramente por escrito su versión del estado de la situación, y los problemas que les afectan. Estas debería ser enviadas al Pastor afectado, con copia al Jefe de Zona (que para eso está) y a la junta de oficiales y Guías de clase (para que queden como testigos de la versión de los hechos relatados).

4° Si con el Jefe de zona no se arregla el asunto (porque éste no actúa o no da una solución satisfactoria para todos), se debería escribir una carta al Superintendente y al Cuerpo de Presbítero (pues son las autoridades máximas de la iglesia en lo espiritual y en su gobierno) con copia al Directorio (si hay propiedades o bienes de la iglesia afectados, pues este lo administra) y al Jefe de la Comisión de Disciplina (si hay posibles infracciones ministeriales).

Todas las cartas, se deben enviar por escrito, y por correo certificado y guardar los comprobantes para dejar fe se su envío.

No recomendamos irse de la iglesia, promover separaciones, sino perseverar y actuar de buena fé conforme a los principios cristianos y la normas vigentes en la iglesia, pues la iglesia somos todos nosotros, no el pastor, ni un grupo determinado. Todos somos adultos, y cristianos, y como tales tenemos que solucionar nuestras controversias.

Luego, nunca se debe perder de vista, que nadie está obligado a obedecer órdenes que no se ajustan a la ley y a los estatutos, y por ende, la hermandad e inclusive los pastores que se sientan en esta situación, no deberían obedecer la voluntad ilegítima de quien ordena cosa que están fuera del Derecho. De persistir la autoridad en sus órdenes ilegales, no se debe acudir a los tribunales, pero no se debe obedecer la orden, y se debe decididamente impetrar a la autoridad a que sea ella la que acuda a lo tribunales para hacer efectiva su orden. Esto colocará a la autoridad ante el trance de tener que acudir a los tribunales, en los cuales quedará claro que su orden no puede ser ejecutada por no ser conforme a la ley y los estatutos. Está es un forma ordenada e inteligente de actuar, y de provocar que el que ejerce el poder al interior de la IEP se ciña al Derecho y no a su voluntad unilateral y arbitraria.

Saludos

Editores

(*) Este es un documento de trabajo, hecho sobre la base de un estudio para un "Modelo de solución a las controversias en el contexto de congregaciones IEP" en cual trabaja nuestro Grupo Editorial, para presentar un proyecto de "Reglamento de solución de conflictos al interior de la IEP"

ACTA DE LAS CONFERENCIAS 2014 PUBLICADA EN LA EDICIÓN DEL FUEGO DE MARZO-2014 Y ANÁLISIS DEL ESTADO DE LA SITUACIÓN DE LA IEP DE CARA A LA REFORMA


















ANALISIS DE NUESTRO GRUPO EDITORIAL A LO PUBLICADO EN EL FUEGO MARZO 2014


Introducción
Por fin han salido publicada la revista fuego de marzo 2014. Ésta estuvo en re-ediciones continúas durante el presente mes en consideración de los acontecimientos que todos ya conocemos por este medio.

Como se puede apreciar, en el Fuego se publica el resumen de las Conferencias de Curanilahue y luego un acta complementaria de la Conferencia, como se llama a la reunión de presbíteros que luego el 26 de febrero de 2014, en la cual los acuerdos de la Conferencia tuvieron que ser “ratificados” nuevamente. Además la reseña la escribe un Pastor Diacono. Estas dos cosas merecen un comentario previo

¿Por qué se tenían que ratificar en Parral los acuerdos tomados en las Conferencias? Porque en las Conferencias existió un fraude. Se cambiaron los avisos arriba del púlpito y se pretendió hacer pasar como acuerdos (por secretaría) del Cuerpo de Presbíteros cuestiones que jamás habían sido acordadas, como “mentirosamente” se quiso hacer creer en la reunión de clausura; “…acuerdos tomados en unidad…”. El responsable de esta patente mentira debe responder por su proceder alejado de los cánones de un ministro cristiano.

¿Por qué la reseña la escribe un Pastor Diácono? Porque es evidente que las conferencias no fueron de color de rosa como el pastor diácono autor de la reseña lo señala, no por el contrario, fue una actividad llena de tensión, y que sobre todo tuvo mucha de sinsabor para todos los presbíteros que tuvieron que participar en reuniones en las cuales se discutían aspectos esenciales de una institución en crisis.  

A continuación presentamos un breve comentario a los principales puntos del acta de la Conferencia publicada (I), la reseña (II) y el acta complementaria de Parral(III).


I-. Comentario del acta de resumen de la Conferencia 2014
Sobre este particular analizaremos; ilegalidades contrarias a estatutos (I.1), mentiras (I.2) y concentración de poder (I.3).

I.1-. Ilegalidades contrarias a estatutos:

I.1.1-. La Conferencia no fue presidida por el Superintendente sino por un delegado ilegal
El acta parte diciendo que según lo estipulado en los estatutos (no cita ningún artículo, pero es obvio que se refiere al art 29) “se llevó a efecto la Conferencia anual internacional de Pastores”, y luego inmediatamente incurre en la primera violación de los estatutos. En efecto, manifiesta el acto que fue presidida la Conferencia por “nuestro amado Pr. Pre. Daniel Sepúlveda, en abierta infracción a los artículos 8 y 31. Ver los estatutos en el link  http://iepcorrupta.blogspot.de/2012/09/los-estatutos-de-la-iglesia-evangelica.html 

Hemos manifestado en varios artículos que el mandato general de representación que esgrime el Pr. Sepúlveda para ejercer esta delegación, es ilegal, pues el cargo de Superintendente es indelegable, y los que permite los estatutos es solamente delegar su representación ante el directorio de la IEP y sus atribuciones para celebrar actos o contratos (ej.: vender una propiedad de la iglesia). Ver http://iepcorrupta.blogspot.de/2014/02/extra-el-autogolpe-de-estado-del-sr.html

I.1.2-. No hubo acuerdos del Cuerpo de Presbíteros.
Como ya se ha denunciado, los estatutos establecen una serie de artículos en los cuales es necesario el acuerdo Conjunto del superintendente y del Cuerpo de Presbíteros, reunido legalmente y con las mayorías correspondientes. Sobre todas las decisiones que exigen acuerdo de ambas autoridades máximas para ser válidas se distingue:

Art 8 El nombramiento, permanencia y remoción de las autoridades de la Iglesia depende de las resoluciones que adopte el Superintendente con acuerdo del Cuerpo de Presbíteros.
El superintendente o su ilegal delegado no pueden; “nombrar” “ni remover” por sí solos a las autoridades de la Iglesia. Entiéndase por autoridades de la iglesia, las que los estatutos designa como tales: Conferencia, Cuerpo de Presbíteros, Directorio, Comisiones, Jefes de Zona.

Art 35, Art 57: El Superintendente y el Cuerpo de Presbíteros nombran íntegramente al Directorio de la Iglesia y al Directorio de la imprenta
De modo tal que ningún miembro del directorio de la IEP y del directorio de la imprenta puede ser cambiado si no es con el acuerdo del Superintendente legal y el Cuerpo de Presbíteros.

Art 59: Es facultad exclusiva de Superintendente y el Cuerpo de Presbíteros: “señalar el lugar geográfico” en donde pastores desempeñaran su ministerio (traslados) y promover a los pastores a la calidad de presbíteros.

Esta norma de los traslados que se repite y reafirma en los reglamentos de la Iglesia art 3. La del nombramiento de los presbíteros en el art 8 del mismo cuerpo normativo, ratifica que nadie más que el Superintendente y el Cuerpo de Presbíteros puede trasladar a los pastores y nombrar nuevos presbíteros. Así si no hay dicho acuerdo, la decisión de traslado, remoción es ilegal y contraria a estatutos.

I.1.3-. El acta de la Conferencia se cierra ilegalmente
Al cerrarse el acta, se dice que está fue firmada por el Directorio de la Iglesia y en representación de todo el pastorado firman 2 pastores diáconos, esto en abierta infracción del artículo 30 inciso 3° de los Estatutos.

El artículo 30 es claro en señalar como se cierra la Conferencia y sus acuerdos:
1° Las actas serán impresas o mecanografiadas
2° Adheridas a las hojas foliadas del libro de actas de modo tal que no puedan sufrir “intercalaciones”, “supresiones”, o “adulteraciones” que afecten su fidelidad.
3° A continuación se firmarán por el Superintendente, el Director Ejecutivo, el Secretario y por 3 miembros que se designen en cada Conferencia

Nada de esto se hizo. Los acuerdos se cambiaron arriba del púlpito, es decir, “fueron adulterados”, luego han sufrido “supresiones”, véase sobre esto, más arriba, el hecho que no se publicó en el Fuego la parte del acta referida a los directorios de imprenta y fundación educacional, y finalmente han sufrido “intercalaciones”, se dijo en las Conferencias que el administrador de los colegios sería el Pastor Sepúlveda, y resulta que ahora el Cuerpo de Presbítero con el acuerdo del Superintendente (que está enfermo, esto sería para la sección mentiras) sale llamando a concurso, lo que no es una mala medida, pero ¡qué manera de hacer todo de forma irregular!

Por supuesto, no fueron firmados por el Pr. Valencia, quien por lo demás en el estado de enfermad que se encuentra debería declarar la vacancia de su cargo para evitar seguir incurriendo en ilegalidades. Tampoco firma el Director Ejecutivo, sino el Directorio (¡¿no tiene una copia de los estatutos?!), y finalmente, no firman los 3 pastores exigidos, sino 2 (¡¿?!). O sea, todo irregular.


I.2-. Mentiras de lo publicado en el Fuego

Ya hemos visto cuanta mentira hay en lo publicado en el fuego:

-No hubo unanimidad en los acuerdos conforme lo declara al inicio el acta, sino no se hubiese necesitado de dos reuniones más de Presbíteros para ratificar lo “unánimemente” acordado (Santiago y Parral).
- Se dice que el Superintendente (enfermo y que no asistió a las Conferencias) acordó con los Presbíteros llamar a concurso el cargo de Administrador de los Colegios, siendo que en los avisos que se dieron en Curanilahue se dijo que ese puesto lo ocuparía el Pastor Daniel Sepúlveda.
- Sobre el caso del Pastor José Cid no se explica nada. Se oculta información. Sólo se dice que es restituido al grado de Pr. Diácono, pero nada se da razones del por qué. Si fue absuelto, sobreseído, se archivó la causa, sigue pendiente, etc. Recuérdese que esto salió en los noticieros. Nosotros esperamos que haya sido “absuelto” de todos los cargos (que no es lo mismo que simplemente quedar libre), para haber tomado la decisión sobre él.

En conclusión, los acuerdos de la Conferencia 2014, pasarán a las historia como los acuerdos que han sufrido más “intercalaciones”, “supresiones”, o “adulteraciones”, es decir, los más afectados en su fidelidad


I.3-. Concentración de Poder alentada desde la nueva cúpula

Sobre este particular sólo nos resta decir que el Pr. Daniel Sepúlveda se lleva el “mayor premio” al concentrar 11 puestos del organigrama institucional, pues pretende ejercer como: 
1)Director Ejecutivo, 2)Revisor de cuentas (del mismo directorio que preside), 3)Vicepresidente fundación misionera, 4)Jefe de Zona, 5)Com. Examinadora nuevos obreros, 6)Comisión de Disciplina, 7)Comisión de Construcción, 8)3ra Comisión Expositor, 9)Comisión de visita a Suecia, a lo cual, hay que sumar que en las Conferencias se avisó que era 10)Administrador de los colegios, y 11)por supuesto el rol de delegado ilegal del Superintendente.   

Sus aspiraciones a ser un factótum de la IEP son evidentes. Esto es criticable, pues la concentración de poder genera no sentirse responsable de los actos, esto lleva al oportunismo y la corrupción.

En todo caso esta concentración de poder se vislumbra efímera (breve, de corta duración), en consideración al artículo 2163 del Código Civil números °1 y °5 que establece la regla de cuando termina un mandato. Ver aquí http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=172986

Art. 2163. El mandato termina:
1º Por el desempeño del negocio para que fue constituido;
2º Por la expiración de la condición prefijados para la terminación del mandato;
5º Por la muerte del mandante o del mandatario;

En conclusión, más allá que consideremos que el Pastor Valencia no puede delegar su función como Superintendente por medio de un mandato general, el acta publicada en el fuego esgrime ese título, como legitimador de la delegación. Un mandato general de representación, otorgado el 10 de enero de 2014, inscrito en el repertorio 35/2014 (cualquiera puede ver el repertorio de la notaria o pedir una copia, pues es una escritura pública) ante Notario Público de la Cisterna, don Andrés Ossa Cuevas.

Conforme al artículo del Código Civil que mostramos anteriormente, este mandato expirará:

Cuando se cumpla el negocio para el que fue constituido: Eso quiere decir, que si el negocio (encargo) era representar al Superintendente mientras estuviese enfermo, si el Pastor Valencia se recupera de su enfermedad, y por ende, recupera el pleno ejercicio del cargo, entonces se cumplió con el encargo, a saber; “representarlo mientras la enfermedad no le permitiese ejercer como Superintendente”, y se acaba el presente mandato.

Por la expiración de la condición prefijadas para la terminación del mandato: Esto complementa lo anterior. La condición, un hecho futuro incierto, es representarlo en razón de enfermedad. Si la condición se termina, esto es, en el futuro no sigue enfermo, luego está sano y puede ejercer el cargo, el mandato también termino conforme a la norma antes señalada.

3° Y finalmente tenemos el número 5°: El contenido de este número lo sabe cualquier estudiante de tercer año de una carrera de Derecho. El mandato se acaba por la muerte del mandatario o el mandante. El Mandato jamás extiende su vigencia más allá de la muerte de una de sus partes. Por ende, si el Pastor Valencia, muriese, en ese mismo instante se termina el mandato del Pr. Sepúlveda.

En conclusión, la concentración de poder que hoy reúne en torno a su persona el nuevo líder de la nueva cúpula es completamente efímero, y pende del hilo de la recuperación del Superintendente o de su muerte.

El mejor camino, el más recomendable para el mantenimiento de la institucionalidad es adelantarse a los dos escenarios y que el Cuerpo de Presbíteros tome el control de la Iglesia como autoridad máxima, conforme a los artículos 8 y 20 de los Estatutos, y desde ya declare la vacancia del cargo de Superintendente (pueden nombrar honorario al Pastor Valencia). Desde esta posición, no apresurarse a nombrar nuevo Superintendente sino comenzar el proceso de reforma.


II-. La Reseña de las Conferencias

Respecto de este tema, más allá de la exagerada y a veces cursi prosa del autor (la frase del vado pedregosos, y los adjetivos destempladamente utilizados como “glorioso espíritu de servicio”, “poderoso equipo”, “honroso desfile”, “columna gloriosa” sirvan de ejemplo), se nota una insistencia obsesiva en recalcar a cada momento que el Pr. Pr. Daniel Sepúlveda González ha sido "investido” de la autoridad delegada por nuestro Pr. Pr. Eduardo Valencia (nótese como se guarda de decir “ungido”, pero también como no cita ningún artículo de los estatutos para justificar esta situación de delegación).

También es digno de recalcar los mensajes “subliminales” que se tratan de introducir en la reseña, tal vez no dirigidos a la hermandad lectora del fuego, sino al cuerpo pastoral.

El mensaje de la escuela dominical, sobre Caín y Abel, sirva de ejemplo. 

Dice la reseña: “El texto bíblico, que cierra con precisión la presente escuela, debe ser observado con especial cuidado: “No como Caín, que era del maligno y mato a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas y las de su hermano justas”.  

Evidentemente, la nueva cúpula quiere hacerse pasar por Abel, y a la antigua la quieren hacer pasar por Caín. Pero claramente el mundo no es en blanco y negro como muchos pretenden, sino que tiene muchos matices, y así mismo, la iglesia no tiene un bando de “buenos” y otros de “malos”, sino que hay muchas facciones en liza que pueden servir para bien o para mal para los intereses de la IEP. 

Veamos el estado de estas facciones al día de hoy.

El primer actor, es el omnipresente institucionalmente "Sistema corrupto". Este sistema fue implementado con los estatutos de 2000, y da pie al abuso, a la corrupción y a la concentración de poder, al no contemplar verdaderas medidas de control y transparencia en ningún sentido. Debe ser reformado, si la iglesia quiere avanzar.

Luego tenemos al Superintendente, quien ha quedado aislado en su cama convaleciente. No ejerce ni influencia actual en los procesos de toma de decisiones del poder. Está en una situación muy parecida a la de Papa Juan Pablo II al final de sus días. Pudiendo haber renunciado como Ratzinger, se aferró indignamente al poder, prefiriendo éste antes que el buen funcionamiento de la iglesia.

En tercer lugar se tiene a la Nueva cúpula, la del Pr. Sepúlveda y su bando (Pr. Contreras y otros) que se sienten débiles institucionalmente hablando, no han podido imponer absolutamente su sucesión como legítima. Cuando quiso ejercer el poder de facto (caso del fraude de avisos en Conferencias) no le resultó y ha resentido la pérdida del principio de autoridad que se respira al interior de la iglesia. La estrategia de su asesor de inculpar de toda la corrupción a la antigua cúpula (especialmente al Pr. De Sargento Aldea y al de La Cisterna) y presentar al Pr. Sepúlveda como paladín de la anticorrupción no les ha resultado para nada, entre otras cosas porque nadie ha cerrado filas con ellos al percibir ambición detrás de sus movimientos. Este bando captó que por sí solo, no se sustenta, pues todos sus planes han fracasado. Y es un hecho que se van a preocupar bastante después de la publicación de este artículo, y las referencias a lo efímero del mandato general dado al Pr. Sepúlveda

En cuarto lugar tenemos a la Antigua cúpula, lo que la gente conoce como el eje Sargento Aldea-La Cisterna y todos aquellos que son entendidos como la vieja guardia del Pr. Valencia, y que ahora son perseguidos por la nueva cúpula, tienen una posición también dividida. En tanto que el Pr. de La Cisterna, es tenido en estima por muchos colegas, el Pr. de Sargento Aldea acumula muchos detractores en todos los bandos, no obstante lo cual aún posee fuerza al interior de la IEP. La posición de esta facción cada día se debilita más, pues se le entiende como un grupo que va de salida en el poder, pero que por el contrario controla a las iglesias más poderosas y tradicionales del país. La evidente forma de destruir a este grupo ha sido aislarlos de la toma de decisiones, y tratar de provocar el ambiente para su traslado. En nuestra perspectiva, y no obstante que en el pasado fuimos contrarios a su proceder (hoy entendemos que este es el estilo que el Sistema Valencia impuso como forma de hacer las cosas), este grupo es de suma importancia para llevar la reforma adelante, pues son testigos privilegiados de todas las malas prácticas que engendro el sistema corrupto amparado por el Pr. Valencia. Esta es también una posibilidad para ellos de hacer el bien a la iglesia. Si han cometido algún acto contrario a legalidad, tienen la posibilidad de enmendarlo, o hacer sus descargos. Todo con sabiduría, todo con proporcionalidad.

Luego en quinto lugar, tenemos a los Pastores de la oposición al sistema impuesto por el Pr. Valencia y sus estatutos del 2000. En este Grupo se incluyen a todos los que desde el caso de las licencias falsas se han opuesto abiertamente al proceder del Pr. Valencia. Su líder natural es el anciano Pr. de Puente Alto, pero también cuenta los que sufrieron persecución por esta causa, como el Pr. de Osorno, el Pr. de Viña del Mar, el Pr. de Laja, y pastores que hoy descansan en los brazos del Señor, como los pastores de Talca y Chillán, entre otros Presbíteros y diáconos. Este grupo durante bastante tiempo, y mientras el Superintendente aún ejercía el poder, fue un grupo marginal, que fue alejado de la toma de decisiones por denunciar el abuso. La página siempre apoyó su cruzada contra las licencias falsas, y nosotros somos de la opinión, que este grupo ha sido -desde hace varios año-s el ariete para golpear al sistema vigente (el primer actor). Cada paso que ha dado este grupo, nos ha dado pie para sugerir como salida a la crisis una reforma institucional que establezca: una vuelta al espíritu de los viejos estatutos 2424, desconcentrar el poder, democratizar la elección del Superintendente, hacer volver a participar a la hermanad a través de la figura de los delegados, establecer medidas en pro de la transparencia institucional (auditorías públicas de estados financieros). 

Pero quedan más actores.

Son también actores (o más bien espectadores por ahora), el resto de pastores presbíteros y diáconos sin mayor cuota de poder en la IEP. Este grupo, no menor, también puede hacer mucho. Como por ejemplo resistiéndose al ejercicio ilegal de la autoridad (sirva como ejemplo la tentativa de Concepción Norte), o derechamente comenzando a exigir que se le de cuentas de los dineros que entregan a imprentas, fondos, diezmo de los diezmos, etc. Y por supuesto, concientizándose que la reforma es inminente y necesaria.

También es hoy -para pesar de muchos- un actor relevante de suma importancia en el devenir de la IEP, nuestra página IEPcorrupta. Fue nombrada en el cierre de las Conferencias como un elemento culpable de la crisis (se reconoce que hay crisis), y en más de una iglesia se ha ordenado no leerla (lo que genera más deseos de leerla). A raíz de esto, nuestros lectores han crecido exponencialmente, lo cual no nos envanece, sino por el contrario nos hace más responsables en nuestra labor de crear conciencia a favor de una reforma institucional que termine con las malas prácticas. 
Se sabe que en el mundo moderno el cuarto poder es el de los medios de comunicación, la Revista Fuego desde hace décadas no cumple con el rol de informar. Si se suma a esto que la gente cada día utiliza más el internet, desde computadores o celulares para informarse, se tiene la mezcla perfecta para explicar la importancia de nuestro rol. 
Pero el crecimiento del rol de nuestra página no sería nada sin el aporte de todos los que trabajan con nosotros, pues no sólo nuestro número de lectores ha crecido, sino también nuestro grupo editorial y el número de colaboradores, en los cuales se cuentan ya no sólo numerosos hermanos de distintas partes del país, sino también varios pastores pertenecientes a distintos bandos y jerarquías de la iglesia. 
Nuestro compromiso, es trabajar siempre en red y de buena fe con la información, y respetando los más absolutos estándares de discreción con nuestras fuentes, todo por el bien de la iglesia que amamos en común. Por esto mismo, se puede decir que nuestra página on-line es más que un esfuerzo de unos pocos editores, sino que por el contrario es un esfuerzo mancomunado de muchos hermanos y pastores, es más que un simple blog, es una iniciativa que nos pertenece a todos como hermanos que queremos que la IEP vuelva a ser una institución respetada por sus buenas prácticas. 

Y finalmente, aunque no son miembros, también es un actor relevante la hermandad. La hermandad que por años ha sido invisible, pero que sustenta material y espiritualmente a toda la iglesia, es tal vez el actor más importante de todos. Desde ella pueden venir muchos cambios, si toma conciencia de cuerpo (en Concepción Norte, en Chillán, y en otras iglesias se ha visto esto) y sabe actuar legítimamente para hacerse valer.


III-. El acta complementaria de Parral

Ya se dijo todo sobre esto. Su finalidad es ratificar lo hecho en las Conferencias. Es decir, es la aceptación expresa que lo que ocurrió en las Conferencias fue un fraude que tenía que ser “ratificado”.
En esta reunión de Parral, se trató algo lo que no se pudo zanjar en Santiago una semana antes, y se sentaron las bases para abrir a los presbíteros hacia la reforma.





EDITORES

SE COMIENZAN A ABRIR LAS PUERTAS PARA LA REFORMA DE LA IGLESIA: INFORME SOBRE LA REUNIÓN DE PRESBÍTEROS DEL DÍA JUEVES 6 DE MARZO DE 2014

Estimados lectores, el pasado jueves 6 de marzo de 2014, a las 9:00 horas de la mañana, se celebró una nueva reunión de presbíteros en la ciudad de Santiago, en las dependencias de las dependencias de la Superintendencia, reunión a la cual asistieron 30 pastores presbíteros.

Por el contenido que se tratarían en la reunión hemos optado por observar en silencio el devenir de los acontecimientos, para esperar que decantarán adecuadamente los procesos, y luego informar a nuestros lectores una vez analizados todos los temas que en ella se trataron.

Producto que ya en la reunión de Parral se había comenzado a tratar la necesidad de la reforma, promovida ante la crisis institucional que afectaba a la iglesia, se conversó al finalizar la reunión de Santiago que hoy comentamos, la posibilidad de iniciar una profunda reforma a la iglesia, que partiese cambiar completamente los actuales estatutos para hacerlos volver al espíritu de los viejos estatutos de la antigua persona jurídica 2424, pero conservando la calidad de institución de Derecho Público que ya tiene la iglesia.

Esta moción no ha surgido de la Superintendencia, sino de una posición de consenso transversal entre distintos presbíteros de la iglesia ante la crisis de autoridad que vive la iglesia desde hace algunos años, es decir, es una posibilidad que surge desde el seno de los Presbíteros.

La idea es lo antes posible nombrar una comisión de reforma, para que con la asesoría de abogados estudien los principales puntos para proceder a la reforma de la IEP.

En este sentido también se estaría generando el consenso al interior de los distintos presbíteros en dos aspectos de suma importancia para la IEP, como son la elección del próximo Superintendente y la reinstauración de la hermandad como miembro de la iglesia. Respecto de lo primero se ha planteado elegir al próximo Superintendente, sólo por votación democrática, y respecto de lo segundo, hacer volver de nuevo a la figura de los delegados (hermanos) por cada una de las iglesias de Chile que participen con derecho a voz y voto en las Conferencias.

Los plazos proyectados para proceder con la reforma involucrarían a más tardar, tener hecha la reforma en las próximas conferencias.

En razón de lo informado, y para apoyar los trabajos de la comisión de reforma de la iglesia, comenzaremos a colocar a disposición del público, una serie de documentos de trabajo sobre:
1. Principales debilidades de los estatutos vigentes
2. Principales puntos de la reforma (desconcentración del poder, transparencia en el manejo de dineros, revalorización de la hermandad a nivel institucional)
3. Forma y plazos para implementar la reforma

El camino que se abre nos hace mirar con esperanzas el futuro, nos demuestra una vez más que la pluma y el poder de las ideas es más fuerte que la espada y la prepotencia de la sinrazón. Esta noticia nos muestra que no hemos trabajado en vano, ni el Grupo Editorial, ni la red de colaboradores, ni la de todos los participantes del foro (a favor o detractores) y la de todos aquellos que de buena fe han aportado al debate. Como dijo un colaborador nuestro, “la pequeña luz que esta al fin del túnel está creciendo”.

Desde ya ofrecemos nuestra desinteresada y gratuita ayuda, a través de nuestros hermanos abogados, para apoyar el proceso y su implementación, y nuestra página para informar del estado y avance de la reforma.

Damos gracias a Dios por la noticia, y esperamos que todos los bandos en liza dejen atrás sus diferencias y apoyen esta iniciativa, para que obremos todos son sabiduría y proporcionalidad por el bien de nuestra amada Iglesia Evangélica Pentecostal. 

Nadie debe atribuirse la reforma para réditos políticos, la reforma es necesaria, y debemos trabajar "todos" de buena fe en pos de ella.

 EDITORES

EL DESEO DE ESTE GRUPO EDITORIAL:

QUE LA IGLESIA SEA REFORMADA CONFORME AL MOLDE DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS, Y SIN ESPACIO ALGUNO PARA LA CORRUPCIÓN ESPIRITUAL NI MATERIAL.

IEPCORRUPTA,Dios sabe quien no es corrupto, la hermandad lo sabra cuando se actue con transparencia

IEPCORRUPTA,Dios sabe quien no es corrupto, la hermandad lo sabra cuando se actue con transparencia